Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
Un muestreo de amor solo
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 4 septembre 2017.

oOo

Yo soy un novicioen esto de las pajas y el período, pero mi amigo, que en las fiestas de la vendimia pisa la uva, Tobes, me va a enseñar a principiar en este trabajo de pajillero, ya conocer los novilunios, como él mismo dice, del sexo delas chicas, pues su padre es del gobierno y suele acarrear volquetes de putas para sus amigo y compañeros.
 Antes, con elpellejo de su picha, que, por cierto, la tiene bien larga, me ha enseñado lo que sabe hacer con ella : lazos que no pueden fácilmente soltarse.Por ejemplo : el nudo de silla, el de escota, elde eslingar y el corredizo.¡Es un artista¡

- ¿Sabes ? Empecé a hacerlosdesde eldía que alguien del colegio concertadome dijo que lo mejor para no olvidar una cosa es hacerse uno mismo un nudo en la picha.

- A mí me gusta más suelta, libre, comoun canuto, le respondo.
 Él se la deslía, y me diceque espere que me va a enseñar cómohacerse uno una buena paja con un ladrillo cara vista, en una especie de juego de sortijas.

- ¿Y no se rompen los tendones, ni las venas ? Le pregunto.

- Mira, me responde. Aprende.
 Memuestra un ladrillo hueco e introduce su picha erecta en él. El glande salió del otro lado. Parecía la cabeza de un lagartoo tortuga. Al hinchársele, gritó, pues tenía dolores en toda ella y no podíasacársela. Así que cogió el ladrillo entre las dos manos y esperó a que bajara la hinchazón, no sin antes haber eyaculado con tal fuerza que inclinó unos juncos que había en la ladera del monte donde nos encontrábamos, al lado de un refugio de piedras y ladrillos para pastores y cazadores.

- Elladrillo frio apretándose al pene te ha hecho correr,¿eh,majete ?, le dije.
 Élsonrió, sin más.
 Cuando volvió a su ser, cogió elladrillo, le ató una cuerda y nos fuimos a la casa de su novia para colgarle en laventana y, desde lejos, escondidos detrás de unos matorrales, le movió, golpeando el ladrillejo los cristales, haciéndole creer que alguien llama.

- Esto lo hago, me dijo, porque ya empezamos a enemistarnos, y nos miramos con enojo y desprecio, tirando cada uno por su lado.

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -