Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
A los pescadores de Reta y otros poemas
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 2 décembre 2006.

oOo

A los pescadores de Reta

Fue tarde entonces cuando estrené los brazos.
Cuando recibí barba y bandera
las orillas estiraban
su soliloquio entre los pájaros
y no había sino huecos espumosos
en el lugar donde se multiplicaron las barcazas.
Quién sabe dónde las redes,
en qué graves mareas se hundieron los oficios.
Llegaban cegando la luz horizontal
del crepúsculo
cargados de plata refulgente,
agotados y sonrientes bajo sus sombreros.
Victoriosos burladores de arcanos marinos
llegaban a la costa montando las rompientes,
blandiendo sus puños mordidos por las cuerdas.
Allí latían revelaciones de ultramar,
se narraba la gran ciudad del agua y el salitre,
comenzaba la contabilidad pieza por pieza
de mano en mano, centavo a centavo.
Se le cantaba al cardumen como al sol o al aire.
Llegué tarde al vértigo del oleaje,
al perfume exacto de la rosa de los vientos.
Allí, de pie, en otro siglo de huellas descalzas
tan sólo un roído barco hundido en la arena
y lejos la estela de los pesqueros invisibles
sobre cuya ruta aún trazan su círculo las gaviotas.
De vez en cuando un viejo pescador emerje
vestido de algas, de peces de relámpago,
y desata los nudos marineros de los vientos
mientras un niño, calladamente alegre
rompe el límite del agua con la risa.

 

oOo

 

Te miro

 

En cada casa del dia te miro

como si fueras todas las ventanas,

uno por uno los llamados de la geografia

 

Te miro entre naves blancas

que vierten el algodon de su sombra

en el mar callado

 

Hondamente quieto en el rumor

del viento que inventa reconditos

pasajes de guitarras, te miro.

 

Te miro en las vertientes de plata fugitiva

que dibujan en las faldas de la piedra

nervaduras esmeralda.

 

En la razon del humus y la gota

y la terca utopia de la raiz, te miro,

en la constelacion de las sustancias

 

y la maravilla del vino en su luna precisa,

por las crepitaciones del pan,

en la mesa servida, te miro

 

embarcado en la claridad de tu cuerpo

en el mio, y en mis manos

te miro, en la vastedad de tu boca

 

en cada relampago de la noche en calma

donde habitan los labios que se anidan,

en el pequeño pais de los besos, te miro.

 

oOo

 

Resulta que se vive

 

en fuga

saltando de hora en hora

de un intersticio al otro de las bombas.

Luego el aire en bocanada

que huele a matadero,

a crematorio abierto

a pais de amapolas quemadas por la rabia.

En el trazo vertical de la plegaria

se enhebra el futuro acribillado.

A quien le importa la hora desangrada !

La mancha que los cuerpos

dejaron en el dia,

El puñado de vientre que late como un pajaro

ahogado en el abismo.

Resulta que se muere,

si se sobrevive,

en nombre de la nada.

Lejos de los mercaderes de misiles

un pedazo de mundo

roto

desaparece.

 

No supe su nombre, sería como tú

 

No supe su nombre, sería como tú

y a veces en la boca un canto.

 

Lo he visto entre bandadas

o filos de azafrán soltar un basta,

hablar de alguien como tú, sin conocerlo.

 

Pidió justicia por un hombre parecido a ti.

 

Él no te conocía o tal vez

entre sus manos parecidas a las tuyas

la misma rosa

o el retazo de vida que se multiplicaba.

 

No supe su nombre

quizá se llame como tú o yo.

Agoniza.

 

Entre diez mil semejantes, agoniza.

Rodeado de verdugos

agoniza.

 

Con una agonía parecida a tantas otras.

 

Con una muerte que se le enhebra

en el aliento

lentamente

 

y oprime

un corazón parecido al tuyo

y al mio.

 

oOo

 

Tu cuerpo que fue hecho

 

de silencios redondos,

agua florecida en la noche mas honda,

es pan en mis manos, un racimo

bañado por la luz de la luna.

Ay amor por tu espalda

por tus cuatro infinitos

he dejado los rumbos

de la espuma grabados,

el canto en ultramar,

alla donde te abismas.

Sentado a tus orillas

las cosas que has mirado

vinieron hacia mi

montadas en las horas.

Tu cuerpo que fue hecho

solo para mi boca

que ocupa constelado

la noche que nos funde,

es una mano mia,

corazon de la esencia,

pecho donde anidas,

cada gota de mi que te recorre.

 

oOo

 

24

 

Será que maldecir

libera de torres y grilletes,

salva de los encantamientos

de sus señorías

a los poetas y giramundos

montados en sus invenciones.

 

Habrá que desgajarse

lleno de blasfemia.

 

Yo maldigo

tú maldices

él maldice.

 

Habrá que volcarse

como una gran copa apócrifa.

 

Nosotros maldecimos.

 

Habrá que tentar demonios,

bestias y fantasmas,

hijos del subsuelo, apedreadores.

 

Vosotros maldecís.

 

Hasta inaugurar el mundo,

llenarlo de gorriones,

de libres banderas de poesía.

De definitivos abracadabras

para que todo cambie.

 

Ellos maldicen.

 

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2018 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Le chasseur abstrait éditeur - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

sarl unipersonnelle au capital de 2000 euros - 494926371 RCS FOIX

Direction: Patrick CINTAS

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs ou © Le chasseur abstrait (eurl). - Logiciel: © SPIP.


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -