Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Forum] [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
Animación de vida como lectura y testimonios a no repetirse y renovarse en el cuerpo : vocabulario íntimo de pudor creativo
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 17 mars 2019.

oOo

“Cada veinte minutos nace un ser que entre cero y seis años, por exceso de sufrimientos solitarios o demasiado exceso de interdicciones a su libertad psicomotriz o demasiada indiferencia hacia su persona o excesivo acaparamiento parental, ha estado carente de la ternura, la seguridad y el amor que hace libre al individuo... Es necesario permitirle al niño de entrada entre cero y ocho años, acceder a la autonomía, con seguridad y confianza en sí mismos y en los demás ; luego acceder al sentido social y a la moral de las acciones, que se adquiere mediante la distinción entre lo imaginario y la realidad de las cosas y de las leyes a las que todos, tanto adultos como niños están sometidos por igual” Francoise Doltó

Todo niño es juguetón, travieso, observador, curioso, atento, inventivo, a trabajador, autónomo, sociable. Tiene reglas en sus juegos, conforme avanza en el aprendizaje su yo se integra al clan de los otros. La lectura y la escritura se darán en función de la iniciación sensoria motriz, experiencias y vivencias afectivas y filiales, expresión corporal, vocal, rítmica, dominio corporal, espacial y temporal, habilidad manual, juegos ejercitados. Esto es que la posibilidad de estructurarse cada uno como sujeto e individuo está ligado a su propia historia, al conocimiento de sus progenitores, de su valor enraizado en su diferencia en relación con los demás, en el orgullo, seguridad, y dignidad que de ella emana. “Esta relación precoz, interhumana, corporal afectiva y verbal es fundadora de la personalidad del individuo humano que es un ser hablante sujeto del lenguaje desde su concepción”. F. Doltó

Hay que inducir al niño a buscar por si mismo lo que piensa y siente, que descubra como rebobina y recicla sus ideas, cuáles desecha, con cuales trabaja, que caiga en cuenta con qué le resulta difícil trabajar, con cuales más cómodo, que note qué repite y de que forma y por qué, sea por gusto o disgusto o fijación porque está atrapado en esa etapa y no puede salir a otra. Si presenta resistencias ayudarlo a superar barreras o frustraciones en el proceso de elaboración del objeto conceptual tanto teórico como práctico. Si se dice en la repetición está el gusto, a de ser porque lo que se repite tiene “un valor asegurador. Lo creativo es incomparable, hace correr riesgos. Lo que no es repetitivo no puede juzgarse, es incodificable.” Rodulfo

Una palabra correcta y dicha a tiempo o en el momento oportuno y necesario puede ayudar a calmar la angustia suscitada al niño al sentir en riesgo su identidad o seguridad puesta en peligro por un pasado que ha dejado huellas de desconfianzas. Por eso la experiencia creativa es un instrumento, soporte y canal para dejar fluir aquello innombrable o traumático. El niño, el joven o el adulto eligen el modo o el dial de expresión, puede ser el dibujo, la música, la pintura, la danza, la lectura misma de la vida sin censura. 

La lectura invita a conversar, interpretar, prevenir, que cada humano sea liberado de la condición de objeto. La participación a un lenguaje comprensible, de ayuda mutua, de experiencias de aprendizajes de las relaciones que lo conlleven a palabras desprovistas de mordazas y tenazas que producen sufrimientos innecesarios. 

Que se libere de los malentendidos de los juegos intrapsiquicos, sin sentirse ni esclavo ni parásito del pensamiento ni del dolor del deber de obedecer por el dictado del autoritarismo o de la conformidad, que no deja otra posición en el intercambio de las relaciones de abusos de poder. 

Aprender a mandar es aprender a construir un poder con ejes participativo, integrales y transversales que involucran una dinámica de equipo. La conquista de una procreación participativa, de alegrías compartidas, gestando esbozos humanos con hazañas infantiles y deseos inconformes del aburrimiento, la nada y la dejadez. 

Que sienta placer por la visualización de su propio triunfo, que se compare consigo, que note la superación progresiva, que tenga acceso a la expresión de sus deseos imaginarios y sus límites y posibilidades de realización y realidad. Que vivencia desde su experiencia personal lo que es posible o imposible de realizar, que aprenda a perseverar, intentar, conquistar. 

Que vaya teniendo claro qué desea continuar provocando en el devenir de sus actos el habla su deseo garante de su confianza y propósitos, que ponga en marcha la dinámica de su control y fuerza que comanda el circuito del ejercicio de su creatividad. Que se disponga como un sujeto capaz de irse valiendo por sí mismo sin esquivar los obstáculos, que se involucre en sus acciones en donde lo que cuenta es su proceso, sus resultados, su marcha con un cuerpo despierto y atento a esperar algo de sí mismo, a exigirse resultados. 

Que pueda llegar a comprender y dar razones de lo posible e imposible, de lo tolerable e intolerable, a salir de los impases. A proyectarse como un ser capaz de aportes y de hacerse cargo de sí mismo en ese no todo es posible, más lo posible soy o eres. Que pueda identificar, y renunciar a muchos ideales falsos, imposibles y que llevan a lo inefable.

A lo único que no debe ni puede es renunciar al uno de su sí mismo, si sucede lo contrario los resultados son mortíferos, abúlicos, aburridos, y faltos de iniciativas. Y para que esto no ocurra, tiene que aprender a “decodificar el imaginario invasor” que nos hace entramparnos y empantanarnos en compinches y líderes aplastantes y seductores de egolatrías que ofrecen un más insaciable de privilegios mezquinos sin opción a una vida propia y holgada y liberada de vanidades inútiles.

Que la vida infantil y adulta aprenda a diferenciarse de la vida imaginaria y de la realidad, para que alcance a distinguir la una de la otra, para que no las confunda.

La lectura de la vida y del saber es un proyecto pedagógico de creatividad libre en “donde el niño expresa sus fantasías en forma cultural”, con diferentes expresiones o modalidades sean verbales, gráficas, teatrales, danzantes, dibujos, científicas, etc. “El maestro en cada materia está ahí para que la obra del niño corresponda al dominio del material y para lo que el niño declara representar o actuar sea acorde a su proyecto y que su lenguaje sea perceptible para aquellos por quienes se quieren hacer comprender” Francoise Doltó

El animador o facilitador que hace la función de mediador o preceptor tiene que tener clara que su función o rol debe estar libre de prejuicios, su función no es de moralista, ni de juez, ni de calificador, ni de terapeuta, ni que va a censurar, descalificar ni de analizar las motivaciones de esas “fantasías creadoras” ni de sus elementos significantes que introduce o usa en la construcción de su obra, los mismos que entrañan la repetición, el motor, el estímulo, la inspiración de la realización o del fracaso del participante en la obtención de su proyecto acabado o inacabado.

“El facilitador debe tan sólo señalar el éxito o el fracaso de lo concluido o inconcluso, debe suscitar el deseo de realización y gratificación que produce el logro, debe conllevar a superar la frustración venciendo y obteniendo el resultado poco a poco. Debe invitar a acabar a terminar a lograr descubrir la barrera y abordar lo implícito en el bloqueo que muchas veces es falta de confianza, miedos, poca agilidad, retrasos en la formación, falta de reconocimiento, pretextos etc. 

Sin desalentarlo jamás para esperar y conseguirlo algún día, sin dejar de ser constante, reiterar, reintentar, continuar, no desfallecer ni claudicar en su intento, aprender a no trampear para lograr el objetivo y la meta, a conquistar medios lícitos al alcance de todos.

Debe suscitar la búsqueda de intercambio entre los miembros participantes desde una crítica constructiva para fomentar la escucha, el respeto y el autorizarse a ser competitivo y productivo. en ese espacio del convivir a diario. 

Hay que repensar la educación y enseñanza, permitir hablar y ser escuchado, intercambiar ideas, vivencias, descubrir y valorizar las diferencias que constituyen el valor de un grupo, aprender a formular con precisión el pensamiento y sobre todo a no imitar al vecino, cada cual tiene su propio vocabulario en el cuerpo y en la imaginación. 

Doltó lo dirá así, “educación para el vocabulario concerniente del cuerpo ; la educación para el cuidado, el dominio y el respeto de ese cuerpo, es decir como quererlo en todas sus partes, lavarlo, vestirlo. Entre niños saben ayudarse mutuamente, juntos reír, saltar, danzar, vivir. Crear. Creer. 

Hacer y tener otras lecturas de la vida sin ideología represiva y dolorosa.

El facilitador puede porque preside, agilita la causa y el motivo, suscita creer. Y debe porque está en ese poder que convoca, aglutina, comanda, dirige, modela, orienta, que lidera como jefatura. Ahora bien, deber no es poder, pero, poder es deber y falta con el deseo y la creación está allí, entre lo singular y social inevitable. ¿Aunque te cueste qué ?

Finalmente, , deudor de falta quien no es, que tire la primera piedra, y de paso, cómo no quedar en deuda o moroso con el poder de no sólo puedo y quiero, para que no haya un débito permanente en los humanos que retornan, repiten y crean aún entre debe del deber y no debes deber, entre deudas y deudores y deberes pendientes a endosar a quién. ¿Quién paga la cuenta de la falta ? Falla no es fallar ni fallido. Fallidamente falla discurso acaecido o fallecido al precipitar. Lapsus, ortografía del inconsciente. O corrector sin rector.

La ignorancia es una deuda impagable, todos somos deudores y responsable para saldar la cuenta con la infancia y el porvenir. Entonces que se permita que se haga lo nuevo, que se continúe, que el peregrino de la razón siga su huella para que no se pierda. Que siga la trayectoria intacta de la andanza del saber a la epifanía de su ser.

La imagen que erige de sí y se hace del otro : su semejante. Donde “hombres y mujeres conscientes de su común solidaridad en la prueba de la vida mortal, detentan juntos la clave de su ignoto destino”. F. Doltó.

 

Carmen váscones

2001

 

Un commentaire, une critique...?
modération a priori

Ce forum est modéré a priori : votre contribution n’apparaîtra qu’après avoir été validée par un administrateur du site.

Qui êtes-vous ?
Votre message

Pour créer des paragraphes, laissez simplement des lignes vides. Servez-vous de la barre d'outils ci-dessous pour la mise en forme.

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs

 

- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -