Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
Yapa
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 5 mai 2019.

oOo

Y partió Yapa el extraordinario. Caminante girasol de la ruta del agua. Vigilante prehispánico, andante, investigador peregrino. Ruta del tiempo fuera del reloj. Sombra y sol del rastro.

Horero del agua.

Dar al detalle cada minucia de trocito de la tierra.

Perseguías el dactilar de la raíz, de la yerba, de la roca.

De qué no.

Olfatear del origen del trozo de Gea.

En tu corazón olla de barro del primer descubrimiento.

Árbol milenario la planta de tus pies. Tanto coraje tu increpar al cemento asfixiando poros de superficie recalentándola y dejándola sin yapa de porvenir.

Y vienes tú a nacer con tu apellido YAPA, utopía, elipsis, caridad, veracidad, antítesis, te exigiste tanto, repartías tu saber sin guardártelo para lucrar, no era tu forma, desparramabas bondad, en dar tu conocimiento y aporte milimétrico ese convocar y compartir y poner manos a la obra, tan sencillo, capaz de apreciar lo simple conviviendo sin aspaviento.

Tan sabio como el agua que amparas como un puñado de espacio.

Te desgastaste pensando en el bien común de una tierra que se desborona por tanta promesa de nada.
Te excediste sabio dador.

Naciste para habitar la mazorca de las historias simples para escuchar el latido del viento, del agua, del fuego, del polvo. Tu escritura patrimonio sin doble discurso ni filtros ni espionajes.

Eras tan radical y lúcido que parecías venido como un profeta a cortar palabreos de animales políticos inoperantes.
Eras el ingeniero prehispánico desatando quipus de la memoria de rastros y restos aborígenes.

Arco iris llora en cualquier lugar.

Me contabas que en el mar está el secreto de la naturaleza. Que las hojas de los árboles son abanicos de las olas. Te reías cuando te ponía en alegoría una frase en mi lengua sin dique dizque.

El mar no duerme nunca. Ruge para asustar al habitante petulante. Alguien se salva, se releva la salva. Salvavidas resguardar.

No hay que quedarse sin uno.

Cuando cocinabas en casa y nos poníamos al día con tus preguntas y respuestas y ensayos y situarlos o ubicarlos en una "correcta letra sin fallas", y yo que me ponía angustiada a sabiendas de mi "afasia", rebuscaba en la falta para dar en lo preciso de tu texto a saberse en el traspaso a otra lengua. Releíamos hasta caber en un sí, eso es.

Esto refiere al inicio cuando llegaste a Ecuador, estamos hablando casi 25 años atrás. Viniste con Efraín tu pana recontra, te acoderó en la playa de este lado, y como era eso de "escritora" poner al texto la puntuación exacta de la cola real. Y a quién se encomendaban. Pero fue fantástico sin realismo, tu ser derrumbaba cualquier capa...

Y tu silencio : sandalia en reposo de un mañana sin descanso, las botas no te gustaron nunca, no encajabas en esa pinta.

En chancletas recorriste el rostro del garabato que intentabas agarrar con la punta del carbón de la huella.

Trazaste un plano fuera del globo terráqueo ese que cubre y encubre en vez de descubrir. Un peregrino no es colonizador de saber.

Nunca tomabas café, aguas simples y en la comida coincidíamos, por eso de alimentarse "bien", pero infaltable mis jarrones llenos con la noche humeante, sopla para que no te quemes Carmita, cucharadita y cucharadita, cafecito salvavidas, el insomnio canso, café pasado para aguantar la intensidad del trabajo maratónico.

En algo resistir y afirmar por siempre, no claudicar en lo que se está convencido.

Y ahora, cómo hacerte escuchar a Raví Shankar.o tu música de Siri Lanka, Recuerdo tan tierno cuando me trajiste en un cassette grabada música de tu tierra natal.

Quiero decirte que agradezco a la vida haber tenido un amigo tan extraordinario y que se preocupó del detalle invisible, hasta de venir a verme en los jodidos momentos, otro rasgo parecido, nos faltó una dosis de egoísmo, quizás, pero, no seríamos tales.

El trabajo sin la rigidez del edificio o de la institución paquete de tal estado bloquea el fluir si se dirige solo desde la silla. A campo abierto, crea tal cercanía, que se redescubre el enganche con eso de "humanizar",

Apareciste para revisar la casa y dejarme en papel, trazos de alerta, aquí, si hay otro terremoto o temblor recontra fuerte, lo que acaba a uno son los trozos de cementos de arriba, al cuartearse se desprenden y como ya sabes, cae y golpea la cabeza, "irónico", qué más puede azotar y derribar los sesos, el cerebro, ese conectar al uno diminuto del cosmos de uno mismo.

Se me ocurre : existir a contraviento.

Pensar sin luego.

Él era accionar diestro, su sapiencia increíble, sus ojos negros, eran plumas afinando perspectiva.

Esta casa habita la memoria que no invade, que se despoja de poses, este hogar es un cofre del espíritu del vacío para caber sin miedo a la soledad, son pocos los amigos de verdad, Kashyapa A. S. Yapa , él uno de ellos.

Estoy reciclando madera para reformular, y quitar eso que mata si se cuartea y cae encima del cráneo, la casa es mixta, no olvido tus concejos y anotaciones, a quién no ayudaste.

Eras tajante con tu nítida presencia.

Y de pronto en menos de lo que canta un gallo un sismo escala incalificable en tu existencia te somete a la puta nada.
Acaso te faltó pensar un poquitín en tí mi mortal Kashyapa A. S. Yapa.

Fuiste a tu país devastado por Sunami, era un rompecabezas eso de rearmarlo, pasaste por África, te carcomía la angustia de la hambruna de los pueblos, Ya no era solo la ingeniería prehispánica, era emancipar el ánimo y los medios. Hasta a Muisne llegaste para levantar casas livianas después del terremoto.

Si se multiplicaran seres como tú, sobre todo tu gesto frente a la vida, cuál, tu integridad y tenacidad de creer a cabalidad lo que emprendiste y lu nexo con los demás, aquello inconfundible, si conversas no creas clones ni marionetas, ni replicas. Provocar que cada quién se apropie de su responsabilidad y protagonismo en su tarea, se reintegre así mismo, y, sobre todo pensar sin morderte la lengua ni parecer mudo o reflejo. Cada quién que compartió contigo tendrá un recuerdo, vivencia, experiencia a contar.

Y toda la documentación de tus investigaciones deben ser publicadas porque son el legado más intenso que cubre 40 años de recopilar la memoria de los antepasados dejados en sus construcciones y demás yacimientos arqueológicos, cada forma hecha tenía un sentido no monetario sino en relación a la experimentación con la naturaleza. Hay que destaponar.

Parecieras solitario en tu abordaje, pero no, en tu convicción, involucraste a otros, a replantear estilos de mirar, participar y tener una postura con la vida y el presente y el que se desea construir.

Tú : metonimia de poblados del ayer y hoy por un presente hacia el reparar y caer en cuenta del mañana con una arquitectura en las lenguas del lenguaje dando formas y registros a la singularidad.

La minoría tiene que crecer para desmantelar la ola de la sombra.

Reinventar salir del atolondramiento masivo, rescatar de uno en uno a los unos.

Nunca tuviste complejo de líder o liderazgo o de jefe. Eras el caminante del adentro y del afuera que traduce lo que se es capaz de fomentar y continuar o de hacer no sólo por convicción sino por necesidad. Porque urge.

Tú eras el movimiento de la antítesis, de la gravedad de la materia transformándola en arte a salvar : la vida misma.

Lo humano es una hipótesis del enigma de la nada del vacío, de la falta, de la falla del pensamiento a edificarlo constantemente con la huella de otros y algo de uno.

El saber es un construir de crear.

No perderse en la masa amorfa, acaso es su estela.

Queda incógnita deambulando como una vagabunda de la rutina esquivando el acoso del miedo o de la célula maligna o de la pura maldad sitiando dónde a quién...

Tan firme en tus pasos y convicciones sin cuenteos.

Fuiste un retar a la muerte, como lo dice tu cuate Robelly.

A la victoria de una verdad en un nombre : Kashyapa A. S. Yapa

Atlas del agua en tu montón de ser.

Amante de la vida.

…kyapa59-sp.blogspot.com/…

 

carmen váscones
13 de abril 2019

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -