Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Auteurs invités [Contact e-mail]
AUTEURS INVITÉS
Depuis avril 2004,
date de la création
du premier numéro
de la RALM.
Vivencias de Chetumal
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 26 mai 2019.

oOo

Conocí Chetumal a principios de los 70s, cuando llegaba la ciudad a la avenida San Salvador y lo demás era monte.
Veníamos de vacaciones, desde mi natal San Cristóbal de las casas, a visitar a mi abuela Josefa Osorio, que vivía en una casa de madera sobre la calle Emiliano Zapata, cerca del parque de las casitas. En ese tiempo, comía las tortas de jamón y queso de Moravia, cuya tradición aún subsiste.
Dejábamos las bicicletas afuera, dormíamos con la puerta abierta y nadie robaba. Una vez me perdí cerca de la Est 2, y un hombre de mediana edad me llevó a la casa.
Compraba mis carritos Match Box ingleses y al volver a Chiapas los presumía con mis amigos. Era común comer esos dulces ingleses envueltos en un papelito que se podía comer, la importación era barata. Jugábamos timbomba y busca busca, futbeis en tardes calurosas, ahora vestidas de nostalgia.
En ,1980, venimos a residir aquí y, desde entonces, ha sido mi hogar.
He ganado múltiples premios representando al estado, y me siento orgulloso de Chetumal, la he adoptado como mi ciudad, y me duele verla sumida en dificultades económicas e inseguridad.
En mis escritos publicados en diferentes medios de varios países, aparece, "Chetumal, México", y en la revista Migraciones forzadas, el artículo que publiqué en la edición 51, relato una vivencia ocurrida durante una visita evangelizadora en el hospital general de Chetumal.
Ahora, a sus 121 años, Chetumal de mis amores sigue siendo parte especial de mi vida y mi desempeño profesional y artístico.
En mis recuerdos, amigos como Francisco Bautista, el señor Moravia, mis abuelas Josefa y Dina Osorio, permanecen y viven en la foto de mis pensamientos.
Recuerdo y hasta ahora me gusta degustar una torta de barra rellena de tulip, queso tiptop, acompañado de un vaso grande de Milo. Es parte de mis gustos culinarios.
Trabajé como inspector de transporte urbano a principios de 1990, y en ese entonces existían los camiones del TUM, transporte urbano municipal, y si había el servicio, no como ahora.
Se ha perdido mucho de lo que hubo en su momento. Ya no me siento tan seguro de andar por las calles como antes. Ahora debo volver varias veces mi vista en algunas zonas. Se perdió mucho el respeto a los ancianos. Antes de les escuchaba y se atendía a sus consejos. Hoy, solo son "chocheces" y no buenos consejos.
Recuerdo con suma nostalgia la explanada de la bandera con la banda del gobierno del estado, y a mi vecino, Don Pepe Calam con su clarinete que tejía melodías con sus ensayos en las calurosas tardes, cerca de casa de mis padres, en el popular barrio de las casitas.
Como un autobús que dobla en la próxima curva y deja de verse, la nostalgia toma por asalto mi mente y la convierte en vivencias de mi vida. Mis recuerdos de Chetumal perduran.

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -