Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
Poemas
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 14 septembre 2004.

oOo

Abismarse hasta agotar
la imagen allá arriba
y resplandecer de fresca
horizontalidad de azafranes,
de interminable hondura
en cualquier calle sin testigos.
Ser gota de lluvia
o pájaro que muere
de cielo roto.
O simple palabra inútil
extraviada
entre zapatos de urgente
sinsentido.
El hombre, definitivamente
ha perdido el reino
de los cielos.

 



La noche se cuela entre las breves
urgencias consteladas
y nada importa, ni siquiera el sueño
o podría decir ni la vida incluso,
ahora que se estallan
el corazón en medio oriente
o se despedazan
a dentelladas en un hotel de mala muerte
dos pobres cuerpos maltratados
por la ausencia.
 Yo sabía una idea
como una muchacha desnuda
y a mano una guitarra servía el buen vino
del canto vivo.
 Tuve una moneda
para desafiar el infortunio
y el amor que hundía su raiz inexorable
en las almas como en tierra fértil.
 Pero ha cambiado el siglo
y una mujer viene a preguntarme
por un poema acerca del apocalipsis
mientras otra mujer extiende labios
frutas frescas para humedecer
preguntas inútiles.
He dejado de fumar
 de comer
 de tener certezas
 de escribir poemas
 de sentir que la libertad
es andamio compartido.
Y a veces me parece que a esta hora
ya nada le importa
a nadie, digo, a casi nadie.
 Y nada.

 


Según el horóscopo este lunes de marzo era propicio
para excelentes negocios
amasar considerable fortuna
viajar a Kuala Lumpur
y ser admirado de repente
como si a uno le creciera como pelo rubio una billetera
en la cabeza.
Yo lo lamento,
pero si habías depositado tus esperanzas
en este retazo de oráculo del siglo veintiuno
has muerto definitivamente
de deudas y deudos
tristezas e imposibles y ayunos
y quietudes
de encadenadas horas huecas
estrepitosamente inútiles como un horóscopo.

 



Asisto a la rigurosa historia
de marzo en la plaza.
Combates aéreos
metralla entre las ramas
ocupación que blande
sus rayos rigurosos.
Llegan las golondrinas
como una espada
y huyen los tordos
de los viejos plátanos.
Y la ciudad se duerme
mientras tanto
lentamente dura,
aguda seriamente,
grave
encerrada en sí misma
bajo los televisores.

 



Quiebro este silencio de vastedad dormida
con una piedra dócil rodando calle abajo.
La sigo anudado a su estela de pianos,
de golpes en la puerta, de azar desencontrado.

Ambos lo sabemos : el silencio roe, muerde,
deshace las más duras armaduras. Vence.
A veces es un ácido que perfora palabras,
que deja el alfabeto como trapo quemado.

Entro en la noche sin urgencia de umbrales
desafiando la ausencia en sus honduras.
Me llaman por mi nombre de fantasma,
calle abajo, las agitadas voces de la luna.

 



He visto ayer, tal vez de mañana,
cerca de una hora precisa de pan caliente
todavía, al hombre que pasaba
con sus hijos en la boca.
Rodaba en su bicicleta sobre un hilo
de regreso urgente.
O volvía a llevar la misma mirada de imposibles
rota.
A dejarla en la cocina como una medalla,
un trofeo astillado, un punto de partida.
Cargaba una bolsa redonda, hinchada
de almuerzo y las manos en los brazos
y los brazos en los hombros
y los hombros rematando la ancha espalda
transpirada.
Ay mi amor el hombre que estrenaba
el brillo en los ojos, el aire en los pulmones,
la honda y poderosa esperanza.
Lo hubieras visto !
No ví guitarra tan llena de auroras !
Caminaba sobre el viento
con breves pasos circulares
y silbaba.
Iba detrás del abrazo, del buen día,
como si lo arrastrara el alma.
Y a sus espaldas flameaba una pared,
un torno, un crisol, una espiga !
Habrá sido un martes de espadas,
o aquel jueves que los diarios callaron,
pero lo vi deambular por el residuo
y me preguntó la hora.
No hay apuro, me dijo y fumamos,
la basura no tiene memoria.
Me llevé su mirada de granito y cartón,
su rostro desatando los abismos,
y en ese espejo me conté los años.
Ay mi amor, si supieras tanta palabra
inútil que ronda en los periódicos !
Hoy es lunes de mirar distinto.
Silbaba y en su camisa el viento fresco
era remolino de mesa servida,
un come despacio con sol afuera,
fiesta del pan que me ha llenado el alma.

 



La tristeza es un canto inagotable,
todo lo rodea con su aire, lo tiñe y quien padece
amor, hambre o ausencia,
se deshoja en calladas oquedades.

No supe hoy sino huecos en los brazos
diminutas mordeduras en las horas
amores lejanos, soliloquios
trepados a violentas sombras.

He visto irse el día indiferente
como una mujer que pasa en la distancia
con la mirada perdida en las palabras
que han volado.

Vengo a ovillarme en el silencio,
a desandarme, a guarecerme de mí mismo,
de las preguntas de siempre, del ayuno que llega
y la esperanza.


© 2004 Gabriel Impaglione
Luján, Buenos Aires, Argentina.
impaglioneg@yahoo.es

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2018 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Le chasseur abstrait éditeur - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

sarl unipersonnelle au capital de 2000 euros - 494926371 RCS FOIX

Direction: Patrick CINTAS

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs ou © Le chasseur abstrait (eurl). - Logiciel: © SPIP.


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -