Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
El orinal
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 9 juillet 2017.

oOo

Diego Velázquez se llama mi viejo abuelo.Yo tengo que estar pendiente de él porque, al menor despiste, se me escapa. Sobre todo de noche, pues le gusta salir de casa, aprovechando que dice que va a mear, y marcha a los jardines de la Universidad de Burgos a ver películas de terror al aire libre. Pero, también, paraagarrarle a algún mancebo de la polla, pues es algo mariposo y le he visto salir con postura de galas con plumajes muchas veces.

Siempre me dice, cuando va al retrete :

- Dios me la ha deparado buena. Todavía se me eleva, hijo.

Comoquiero que se quede en casa, le he comprado un orinal de cerámica, que me ha regalado un boticario amigo mío, y se lo he dejado debajo de su cama. Nada más verle se ha puesto contento, pues dice que le hace recordar los orinales cuando estuvo hospitalizadoen el hospital militar por causa de una picadura de avispa en su glande ; pero yo creo que fue porque visitaba asiduamente las casas de putas de la calle Fernán González.

Él mea como un Asno, y cuando mea se le quita el cansancio. Sin embargo hoy, yo no sé si por la pesadilla de la película que vio anoche, dice que mea adosis y con dolor.Se ha levantado de la cama haciendo ruidos en la noche, espantando sus fantasmas, encendiendo un cabo de vela, que usa porque dice que la luz es muy cara, y la factura eléctrica es un dolor de muelas.

- Ya está el diablo tramando la orina ; me cago en elobispo de Brenes, de Sevilla, exclamó ; comenzando a orinar dentro del orinal cuando ya era de amanecida.

Cuando hubo terminado, removió con el glande laorina y, al instante, dándose cuenta de mi presencia, me preguntó que si veía,como él, a una moza con un orinal en la cabeza, y aun viejo con una albarda de años a cuestas, intentando alzarlelas faldas y penetrarla.

Acabado el trabajo, me miró directo a los ojos, examinando lo que tenía entre manos y, al darse cuenta que era sugata, exclamó :

- Mucho te quiero, María ; pidiéndome que le ayudase a meterse en la cama, y le atase los pies por debajo.

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -